Fantasías de poder: una introducción

Este mes tenía planeado comenzar una serie en dos entregas acerca de las fantasías de poder en la ficción.

Las fantasías de poder ficticias son un tema muy interesante, porque suelen no sólo reflejar los deseos subyacentes de la sociedad, si no también influenciar o construir esos deseos. Al invitar al público a vestirse con la piel de le protagonista, empuñar sus armas, amar a sus amantes, triunfar en sus batallas, una historia deja poso en ese público, le muestra qué es deseable, qué es bueno. Pero ¿a quién invita exactamente la historia? ¿Quién ve satisfechos y justificados sus deseos, y quién acaba teniendo que conformarse con fantasear con ser el deseo de otra persona? Y vayamos aun más allá: al ser representaciones ideales del poder, ¿quién lo ostenta, y cómo?

En esta serie voy a analizar las diferentes fantasías de poder que me he encontrado en la ficción desde una perspectiva de género, porque… bueno, porque soy la feminista histérica, bisexual y sin depilar contra la que te advirtió tu madre XD. En la primera parte destriparé las fantasías masculinas, desde las más clásicas a sus encarnaciones más modernas (que no son tan distintas entre ellas); en la segunda barajaré la noción de las fantasías de poder femeninas. ¿Pueden realmente existir en una sociedad patriarcal? Y si es así, ¿cómo son? Intentaré, asimismo, incluir otros ejes de poder/opresión como el LGTB, el racial, la (dis) capacidad… Trataré de no meter los dedos más de la cuenta en temas que no me conciernen de manera directa, pero quiero apuntar a estos temas porque es importante recordar que las opresiones que nos afectan no son las únicas que existen.

¿Por qué estoy explicando esto en lugar de lanzarme directamente a publicar la primera parte de este ensayo? Pues porque estoy haciendo trampa :D. Este mes de diciembre voy a estar muy ocupada porque me he metido en varios líos a la vez y hay varias fechas de entrega que me gustaría/tengo que cumplir, y no tendré tiempo de investigar y redactar un artículo como dios manda. No obstante, no quería abandonar el blog así como así hasta enero; mi publicación es ya bastante escasa según los estándares “aceptables” de producción de contenidos como para fallar un mes. Además, me prometí a mí misma que publicaría el día ocho de cada mes salvo causas de fuerza mayor, y aún no me he muerto XD

Espero verte en enero, con el año recién estrenado y más tiempo (¡y proyectos!) entre manos. Entre tanto, por favor no te comas a nadie.

Y si lo haces procura que parezca un accidente.

2 comentarios sobre “Fantasías de poder: una introducción

  1. Te odio un poquito. ¡Yo que estaba todo ilusionada porque iba a haber artículo nuevo! En fin… me alegra ver que estás metida en muchos berenjenales (pero buenos) y estaré deseando saber más de las fantasías de poder.

    ¡Nos leemos!

    1. Ains, no sabes cuánto me fastidia no dar abasto, me apetecía mucho ponerme a escribir ya sobre este tema, pero entre The Berenjenales ™ y que he estado extra cansada este mes pues tuve que ponerme prioridades. ¡Lo siento mucho! En enero volvemos con todo, prometido ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *